Hacen conciencia en profesores y vecinos de la Antigua

0
324

Profesores de las Escuelas Municipales de Deportes de Antigua Guatemala y vecinos de la aldea Santa Ana, fueron instruidos por el personal del Departamento de Tránsito de la Dirección General de la Policía Nacional Civil, con el propósito de concientizarlos sobre los factores de riesgo al conducir bajo efectos de licor u otras sustancias ilícitas y no contar con los dispositivos de seguridad, con lo que se busca reducir los índices de hechos de tránsito.

La capacitación se llevó a cabo a través del Conversatorio Sobre Víctimas de Hechos de Tránsito (Convit), durante el cual se les platicó a los jóvenes sobre las víctimas de siniestros viales y se les brindó estadísticas, con el fin de que se sumen al compromiso de ser entes multiplicadores en medidas de seguridad y prevención de percances viales.

Se les presentaron seis testimonios de personas que sufrieron accidentes de tránsito y como consecuencia quedaron con algún impedimento y participaron en una terapia de shock en la que vieron imágenes fuertes sobre hechos de tránsito, para que tomen conciencia de lo que puede ocurrir si manejan ebrios, drogados o sin los implementos para sus automotores.

Asimismo, se hizo un minuto de silencio por las personas que han fallecido y que están en los hospitales o carreteras sufriendo las consecuencias de los accidentes de tránsito.

Los participantes también hicieron el juramento de “Súmate a la Vida”, con el que se comprometieron a utilizar todos los dispositivos de seguridad y hacer lo que está en sus manos para contener los hechos de tránsito. Además, prometieron replicar la inducción para sensibilizar a más personas.

Lilian Lima, de la Sección de Educación Vial del Departamento de Tránsito de la PNC, dijo que con estas capacitaciones esperan que cada día menos jóvenes cometan hechos de tránsito y se logre minimizar las muertes que enlutan a las familias guatemaltecas.

En los próximos días se estarán impartiendo estas capacitaciones en San Bartolo y San Gaspar Vivar, Antigua Guatemala.

Nota: Mauricio Flores